jueves, 24 de julio de 2014

PASTEL INVERTIDO DE YOGUR Y PIÑA

Este es uno de los clásicos de casa que ya hacía con mi madre cuando era pequeña, pero sigue siendo uno de los favoritos por su facilidad a la hora de hacerlo y porque ahora en verano es ideal para llevar de picnic, a la playa en la neverita...

Vamoos!!

Ingredientes:


  • 6 rodajas de piña (yo he usado de bote)
  • Caramelo liquido
  • Guindas
  • 3 huevos
  • 1 yogur griego
  • 180 gr de azúcar
  • 50 ml de aceite de oliva suave
  • 200 gr de harina
  • 1 sobre de levadura Royal



Preparación:

Cubriremos la base del molde elegido con caramelo liquido, encima colocaremos las rodajas de piña, en este caso solo necesitamos 3 rodajas, si elegimos un molde mas grande necesitaremos más piña.
Untamos las paredes con mantequilla, con cuidado de no manchar el caramelo.

En el centro de la piña colocamos las guindas, esto es opcional pero si quedan muy bien.
Ahora batimos los huevos con el azúcar hasta que doblen su volumen, añadimos el yogur y el aceite, mezclamos.



Picamos las restantes rodajas de piña (3), con una batidora de brazo hasta que quede hecha puré.
Se la mezclamos a la masa y batimos bien hasta que nos quede una mezcla homogénea.
Por último añadimos la harina y la levadura tamizadas mientras mezclamos bien.
Volcamos la masa sobre la piña y horneamos en horno precalentado a 180º unos 35/40 minutos mas o menos, como siempre, cuando al pinchar con un palillo este salga limpio, es que estará listo.
Sacamos, dejamos enfriar y volcamos sobre una fuente.



A disfrutarla!!



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada