sábado, 9 de mayo de 2015

TARTA MOUSSE DE FRAMBUESAS Y CHOCOLATE (LIGERA)

Esta tarta fue el postre del día de la madre, como seguimos cuidando las calorías, la hice lo más light, posible, pero para el que no la interese este tema, puede hacerla con ingredientes de siempre.
La base la hice como la anterior tarta, en vez de la típica de galletas y mantequilla, utilicé galletas integrales sobre la base.
La mermelada es lo menos light que tenía, ya que es casera y entonces, la hice con azúcar.
Por muy a dieta que estemos me niego a comprar una mermelada de frambuesas, ya que la tengo en casa, pero vosotros, podréis utilizar una light, y así según la que utilicéis, echareis edulcorante/Stevia a la nata si fuese necesario.



¿Te animas a hacerla? Mira que fácil!!


Ingredientes:

Para la base:

  • Galletas Integrales (o cualquier galleta favorita)


Para el relleno:

  • 200 ml de nata
  • 1 cucharadita de Stevia/edulcorante (opcional)
  • 2 yogures edulcorados desnatados
  • 200 gr de mermelada de frambuesas (puede ser light)
  • 6 hojas de gelatina
  • 200 gr de queso crema (de untar) light


 Para la cobertura:

  • 150 gr de chocolate negro 70%
  • Leche desnatada
Preparación:

Cubrimos nuestro molde desmontable con las galletas, yo he usado el mio de 18 cm.

Ponemos a hidratar las hojas de gelatina en un bol con agua fría.
Calentamos la mermelada de frambuesas con dos cucharadas de agua.
Una vez caliente, añadimos las hojas de gelatina bien escurridas. 
Removemos bien hasta que se deshagan y dejamos enfriar.
Mientras, en la batidora de varillas, montamos la nata con edulcorante/Stevia, como ya os dije lo necesitaréis si la mermelada es azucarada o no. 
Una vez montada, añadimos los yogures y el queso crema, batimos poco a poco hasta que esté bien mezclado.


Añadimos la mermelada templada y volvemos a batir despacio para que no se baje la mousse, hasta que quede bien mezclado.
Una vez lista la crema, lo volcamos sobre las base de galletas y metemos en la nevera.
Como siempre, es mejor dejarla toda la noche, y por la mañana terminar.

Una vez cuajada la tarta, hacemos la cobertura derritiendo el chocolate a baño maría con la leche.
Para que el chocolate quedase brillante y más bonito, sería ideal, una pizca de mantequilla en vez de la leche, pero estamos intentando sacar calorías, así que si a vosotros no os interesa el tema light, podéis hacerlo con mantequilla, o incluso con un chorrito de ron...(solo para adultos)


Dejamos templar, y echamos encima de nuestra tarta, metemos en la nevera de nuevo, un par de horas y por último decoramos a nuestro gusto, con unas frambuesas y menta, con chocolate blanco, yo lo hice con unas flores de azúcar que Elba quiso ponerle porque le encantan.

¿Un trocito? A disfrutar!!
 




1 comentario:

  1. Me parece ideal ehh y más aún con poquitas calorías.

    besazos

    ResponderEliminar