sábado, 11 de marzo de 2017

TARTA DE ALMENDRA Y CHOCOLATE CON COBERTURA DE TRUFA (Sin gluten, sin lactosa)

Esta tarta es siguiendo la receta original de la tarta de Santiago, la puedes ver aquí:  http://alyscakes.blogspot.com.es/2015/07/tarta-de-santiago-tarta-de-almendra-sin.html
Solo que esta vez le he añadido cacao en polvo y encima le he puesto un poco de trufa, que puede ser opcional evidentemente, puedes terminarla de igual forma que la tarta de Santiago con un poco de azúcar glas.



Para un molde de 20 cm.

Ingredientes:
  • 250 gr de harina de almendra
  • 30 gr de chocolate puro en polvo Valor
  • 250 gr de azúcar
  • 5 huevos
  • Mantequilla o aceite para el molde.



Para la cobertura:
  • 200 ml de nata para montar normal o vegetal
  • Azúcar a gusto 
  • 100 gr de chocolate fondant (comprobar que no tenga gluten ni lactosa)
  • Almendras enteras


Preparación:
Lo primero prepararemos la trufa.
Si la hacemos con nata normal:
En un cazo echamos la nata con el chocolate troceado, ponemos al fuego.
Removemos continuamente hasta que el chocolate esté derretido.
Retiramos del fuego, dejamos enfriar y metemos en la nevera.
Con una batidora de varillas, montamos la trufa, que debe de estar muuuy fría de la nevera.
Una vez bien montada como la nata, reservamos en la nevera.
Si la hacemos con nata vegetal:
Derretimos el chocolate en el micro a pequeños toques, removiendo cada poco. Dejamos enfriar.
Montamos la nata vegetal con el azúcar, y añadimos el chocolate derretido hasta que nos quede bien mezclado. Reservamos en la nevera.


Encendemos el horno a 180º.
En un bol echamos la harina de almendra y el cacao en polvo tamizados. Añadimos azúcar.
Con unas varillas, añadimos los huevos, uno a uno, sin dejar de batir y no incorporando otro sin haber mezclado bien el primero.
Untamos nuestro molde con mantequilla o aceite.
Echamos la masa y metemos en el horno unos 30/35 minutos o hasta que al pinchar con un palillo éste salga limpio.
Sacamos, dejamos enfriar 10 minutos y desmoldamos sobre una rejilla.




Metemos en una manga pastelera, con la boquilla elegida la nata que habíamos hecho y decoramos la tarta. Añadimos unas almendras peladas y a disfrutar.
Para mi gusto está mas buena pasadas unas horas que recién hecha, eso si, dentro de la nevera.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada