jueves, 25 de julio de 2019

LARPEIRA GALLEGA CON MANTECA DE VACA (SIN AMASADO)

Tenía en pendientes publicar la receta de larpeira con manteca de vaca, y digo yo que mejor que mejor que hacerlo un día como hoy, 25 de Julio, día de Galicia, una receta tan nuestra como la larpeira.
La masa es como la que hacemos el roscón, con su manteca de vaca, así que salen dos larpeiras grandecitas, si prefieres hacer la mitad de cantidad, sin problema.
Es sin amasado ya que reposa en la nevera, así que necesitas tiempo para hacer la receta, pero no es una receta que estrese ni resulte complicada, porque vas muy poco a poco.
Sobre la manteca de vaca, os comento de nuevo una vez más, que no es muy fácil de encontrar fuera de Galicia, así que ante eso, lo mejor es utilizar una buena mantequilla, y nunca, nunca, sustituirla por manteca de cerdo, porque no es lo mismo.
Sin mas vamos a la receta.





Ingredientes:
  • 6 huevos
  • 200 gr de azúcar
  • Una pizca de sal
  • 200 gr de manteca de vaca (ojo, no de cerdo) en todo caso una buena mantequilla
  • Ralladura de limón
  • 90 gr de levadura prensada
  • 50 ml de agua para diluir la levadura
  • 1 chorro de anís (unos 50 ml)
  • 1 kilo de harina de fuerza
Además necesitamos:
  • Huevo batido para pincelar
  • Azúcar
  •  Licor de anís
Para decorar:
  • Guindas, almendras, crocanti...( a elegir)
Para la crema pastelera:
  • 500 ml de leche
  • 3 yemas
  • 3 cucharadas de maicena
  • 4 cucharadas  de azúcar
  • Cascara de limón, solo la parte amarilla
  • Rama de canela

Para el almíbar:

  • 100 gr de azúcar
  • 100 ml de agua
  • 100 ml de licor de anís



Preparación:

Derretimos la manteca en un cazo y dejamos enfriar.
Diluimos la levadura en el agua.
Batimos los huevos con el azúcar con unas varillas.
Añadimos ralladura de limón, anís, sal, manteca, el agua con la levadura y por último la harina.
Le damos un par de vueltas con una cuchara de madera hasta que esté mezclado y dejamos reposar 10 minutos.
Al cabo de ese tiempo, enharinamos las manos, y le damos un par de vueltas mas hasta que esté hecho una bola.
Enharinamos el bol, la masa y la colocamos dentro.
Tapamos con film transparente, en mi caso tengo un gorro de ducha muy mono  que solo uso para esto y es perfecto para las masas, porque no se secan, y tienen holgura para que crezca la masa. Esto me lo enseñó, el gran Iban Yarza y os lo recomiendo.
Dejamos así tapado una hora.
Metemos en la nevera.
Dejaremos sobre unas doce / catorce horas dentro. Yo lo preparo por la tarde/ noche anterior, y por la mañana lo saco.
Por la mañana, lo sacamos y dejamos a temperatura ambiente 1 hora.



Mientras, hacemos la crema pastelera:
Ponemos un cazo al fuego con la mitad de la leche, con el azúcar, la ramita de canela y la corteza de limón.
La otra mitad de leche la echamos en un bol con las yemas y la maicena y con una batidora batimos.
Cuando la leche que tenemos al fuego hierva, retiramos la canela y corteza le echamos la leche (con la maicena y las yemas)
Revolvemos muy bien a fuego lento hasta que nos quede una crema suave.
Dejamos enfriar tapado con papel de aluminio o film transparente para que la crema no coja costra.



Seguimos con la masa,  desgasificamos amasando un minuto, y dividimos en dos la masa.
Colocamos sobre papel de hornear en la bandeja de horno, y con las manos le damos forma aplanada.
Hacemos unos cortes y tapamos con un paño una hora.
Pincelamos con huevo batido.


*(Montaje de otras larpeiras hechas anteriormente, pero así podéis haceros una idea del paso a paso)

Rellenamos una manga pastelera con la crema y rellenamos los cortes.
Hacemos una mezcla de anís y azúcar y espolvoreamos por encima.
Metemos en el horno precalentado a 180º, unos 30/35 minutos mas o menos.
Mientras preparamos el almíbar poniendo todo en un cazo a fuego lento durante 5/10 minutos, removiendo hasta que esté hecho el almíbar.
Una vez la larpeira esté hecha, sacamos y así caliente le echamos la mitad del almíbar.
Hacemos lo mismo con la otra larpeira.
Disfrutamos!!





martes, 23 de julio de 2019

BIZCOCHO DE REMOLACHA Y CANELA

La semana pasada, os enseñaba  la recogida de nuestra huerta en mi perfil de Instragam, ajos, frambuesas, fresas, calabacines y las primeras remolachas de este año.
Hicimos una ensalada con algunas de las remolachas y se me ocurrió hacer un bizcocho con dos de ellas.
Me lleve un poco de decepción al ver que no me quedó rojo, pero os aseguro que lleva 250 gr de remolacha rallada, y lo único que se me ocurre es que o la dejé escurrir demasiado el exceso de agua, o que con cuatro huevos de casa de nuestras gallinas felices, pues el bizcocho quedase mas amarillo que rojo, que apenas se notaban los trocitos al morder, así que con las niñas coló perfectamente por bizcocho normal.
Con este bizcocho probé también el azúcar de abedul que me ha enviado Drasanvi, del cual os dejo una pequeña información:
El Azúcar de Abedul, también conocido como Xilitol, se trata de un delicioso sustituto del azúcar. Su origen es la corteza de abedules, aunque también se puede extraer de otras plantas. Este azúcar posee un sabor refrescante muy similar al de la sacarosa. La diferencia que presenta con esta es que tiene un 40% menos de calorías y un Índice Glucémico próximo a 7 (frente a 64 del azúcar).
Además de su agradable sabor y su bajo Índice Glucémico, cabe destacar su contribución al mantenimiento de la mineralización
de los dientes. 
Más información y muchos mas productos aquí: https://drasanvi.com/super-alimentos/


Ingredientes:

  • 4 huevos
  • 180 gr de azúcar de Abedul Drasanvi
  • 1 yogur natural
  • 50 ml de aceite de oliva
  • 250 gr de remolacha rallada y escurrida
  • 1 cucharadita de canela
  • 200 gr de harina semiintegral (puedes usar harina normal)
  • 2 cucharaditas de levadura en polvo

Para decorar:
Chocolate fondant
Almendra crocanti



Preparación:

Con un procesador de alimentos, o batidora, rallamos o picamos finita las remolachas peladas y lavadas.
Lo ponemos en un escurridor para sacar exceso de agua.
Batimos con unas varillas los huevos con el azúcar hasta que estén blanquecinos.
Añadimos el yogur, remolacha escurrida y el aceite. Batimos.
Tamizamos la  harina con la levadura y la canela, mezclamos mientras batimos despacio.
Untamos nuestro molde con  aceite de oliva o mantequilla y echamos la mezcla.
Metemos en el horno precalentado a 180º unos 35/40 minutos, hasta que al pinchar con un palillo, éste salga limpio.
Sacamos, dejamos enfriar 10 minutos y desmoldamos sobre una rejilla.
Una vez frío, derretimos el chocolate fondant a pequeños toques en el micro.
Extendemos encima de nuestro bizcocho.
Espolvoreamos con frutos secos a gusto, y disfrutamos.



sábado, 20 de julio de 2019

TARTA DE QUESO FRÍA CON CHOCOLATE

En la anterior entrada os explicaba como hacer la tarta de queso clásica con la mermelada, en esta ocasión os enseño como hacer una base chocolateada con trocitos de avellanas, quien dice avellanas dice anacardos, almendras...
El relleno el mismo, y la cobertura con chocolate fondant y toque de ron, aunque también os explico diferentes versiones, con o sin alcohol.
Vamos a ello!!



Ingredientes:

Base:

  • Galletas a elegir, María, de canela, tipo Chiquilín...
  • Mantequilla, preferiblemente mantequilla y no margarina, queda la base mas dura y crujiente.
  • Avellanas piadas a gusto (a gusto)
  • 1 Cucharada de cacao puro en polvo (si quieres la base chocoloteada)
Relleno:
  • Nata para montar (500 gr)
  • Azúcar a gusto
  • 300 gr de queso crema
  • 50 ml de leche
  • 8 hojas de gelatina
Cobertura:
  • Chocolate fondant
  • Zumo de naranja/ ron/ bebida alcohólica preferida
  • Mantequilla
Te explico abajo las cantidades.

Preparación:

Como en la anterior entrada, os explico lo mismo:
Lo primero el molde,  es casi obligatorio que sea desmontable, para que sea fácil de desmoldar y nos quede una tarta bonita.
El tamaño a vuestro gusto, esta vez he utilizado un molde alargado, me ha sobrado un poco de relleno que he puesto en un par de copas sobre galletas trituradas y encima un poco de mermelada.


Empezamos triturando las galletas con las avellanas( un puñado) y el cacao en un procesador de alimentos, hasta que estén hechas harina.
Derretimos la mantequilla en el micro a pequeños toques, se las añadimos a las galletas poco a poco, viendo como nos queda, una vez veamos que hace una masilla, añadimos al molde y con una cuchara alisamos y hacemos una base compacta.
Metemos en la nevera.

Siguiente paso hidratar la gelatina.
Las hojas de gelatina no tienen ninguna dificultad, mucha gente le da mucho miedo y para nada, no hay cosa mas fácil.
Ponemos las hojas en un bol con agua fría, para que se hidraten.
Mientras, montamos la nata con unas batidora de varillas, con azúcar a gusto.
Una vez la nata montada, añadimos el queso crema, batimos y mezclamos con la batidora muy baja velocidad, para que la nata no se baje.
Calentamos la leche en el micro bien caliente, cogemos las hojas de gelatina que ya estarán muy blanditas, (parecen mocos) y las escurrimos.
Las echamos a la leche caliente, y desaparecen totalmente, removemos bien, y una vez tibia esta mezcla, se la añadimos a la nata montada con el queso, muy poco a poco para que no se baje.
Ya tenemos nuestro relleno listo, así que ahora lo echamos sobre nuestra base de galletas.
Metemos en la nevera, al menos cuatro horas, no pasa nada si son mas, por ejemplo toda la noche, pero nunca menos.


Para la cobertura necesitaremos derretir el chocolate en trocitos a baño maría, yo hecho 200 gr y 50 ml de líquido, el líquido a elegir es según la tarta la puedan tomar niños o no, que hay niños, zumo de naranja (colado, osea sin pulpa), que la tarta es solo es para mayores, utilizo bebida alcohólica (crema de orujo, whisky, brandy...) que le da un gustito muy rico.
Mantequilla por esta cantidad, utilizo una cucharada.
En esta ocasión, he puesto los trozos de chocolate en un cazo, 50 ml de ron y 1 cucharada de mantequilla.
Ponemos todo a baño maría hasta que esté bien derretido.
Dejamos  entibiar y lo echamos sobre nuestra tarta de queso.

Metemos en la nevera a enfriar.
Decoramos a gusto y listo.

Disfrutamos!!





martes, 16 de julio de 2019

TARTA DE QUESO FRÍA CLÁSICA

Me he dado cuenta que la clásica tarta de queso fría no la tenía en el blog, y no será porque no a haga.
Este pasado sábado hemos hecho una fiesta sorpresa para Meli, una amiga que está esperando a su preciosa bebé.
Fui la encargada de preparar las tartas, y por petición popular ha sido la tarta de queso fría.
Hice dos, una con mermelada de mango y la otra con mermelada de fresas, así tendríamos para gustos y para probar dos distintas versiones.
Las fotos las he sacado en la propia fiesta, con el móvil, así que no son nada buenas, pero queda en pendientes por cambiar, pero la receta mientras tanto ya os queda metida en el blog, para que vayáis ensayando y luego me mandéis fotitos de vuestras tartas de queso!!



Ingredientes:

Base:
  • Galletas a elegir, María, de canela, tipo Chiquilín...
  • Mantequilla, preferiblemente mantequilla y no margarina, queda la base mas dura y crujiente.
Relleno:
  • Nata para montar (500 gr)
  • Azúcar a gusto
  • 300 gr de queso crema
  • 50 ml de leche
  • 8 hojas de gelatina
Cobertura:

Preparación:

Lo primero el molde,  es casi obligatorio que sea desmontable, para que sea fácil de desmoldar y nos quede una tarta bonita.
El tamaño a vuestro gusto, os aconsejo uno de 20 cm, 22 como mucho, porque las tartas quedan altitas y mucho mas bonitas, yo con estas cantidades relleno dos moldes de 18 cm, los vende en Lidl y están genial!!
Empezamos triturando las galletas en un procesador de alimentos, hasta que estén hechas harina.
Derretimos la mantequilla en el micro a pequeños toques, se las añadimos a las galletas poco a poco, viendo como nos queda, una vez veamos que hace una masilla, añadimos al molde y con una cuchara alisamos y hacemos una base compacta.
Metemos en la nevera.

Siguiente paso hidratar la gelatina.
Las hojas de gelatina no tienen ninguna dificultad, mucha gente le da mucho miedo y para nada, no hay cosa mas fácil.
Ponemos las hojas en un bol con agua fría, para que se hidraten.
Mientras, montamos la nata con unas batidora de varillas, con azúcar a gusto.
Una vez la nata montada, añadimos el queso crema, batimos y mezclamos con la batidora muy baja velocidad, para que la nata no se baje.
Calentamos la leche en el micro bien caliente, cogemos las hojas de gelatina que ya estarán muy blanditas, (parecen mocos) y las escurrimos.
Las echamos a la leche caliente, y desaparecen totalmente, removemos bien, y una vez tibia esta mezcla, se la añadimos a la nata montada con el queso, muy poco a poco para que no se baje.
Ya tenemos nuestro relleno listo, así que ahora lo echamos sobre nuestra base de galletas.
Metemos en la nevera, al menos cuatro horas, no pasa nada si son mas, por ejemplo toda la noche, pero nunca menos.
Para preparar la cobertura, si hacemos la mermelada casera, seguís el paso a paso en el enlace que os he dejado, el sabor el que mas os guste, la fruta que tengáis por casa de temporada.
Esta vez he utilizado mermelada de mango y de fresas como os he dicho.
De nuevo hidratamos las hojas de gelatina en agua fría.
Calentamos la mermelada en el micro, escurrimos las hojas de gelatina y las mezclamos a la mermelada caliente.
Removemos bien y una vez templada, le ponemos la cobertura a nuestra tarta.
Metemos en la nevera un par de horas mas.
Para desmoldar,  abrimos nuestro molde un poquito, le pasamos un cuchillo alrededor, y sacamos el aro, pasamos el cuchillo grande por la base para despegarla, y con el mismo cuchillo la pasamos a la fuente a servir.

Se puede decorar a gusto, unas hojas de menta, una fruta a juego...
Disfrutamos!!







martes, 2 de julio de 2019

GALETTE DE VERDURAS Y GAMBAS CON SALSA DE SOJA

Esta es una receta ideal de aprovechamiento.
A esta galette, puedes hacer el relleno que mas te guste, o simplemente hacerla con las verduras que tengas por la nevera, o lo que te sobre de la comida anterior.
Que te sobra un poco de brócoli del mediodía, o un calabacín que lleva tanto tiempo en la nevera que ya lo consideras de la familia...
Esta galette, es pensando en eso, hacer una masa rapidísima, tanto, que solo es mezclar, y rellenar con sobras, y así aprovecharlo todo y no tirar con nada.
¿Te apuntas?



Ingredientes:

Para la masa:

  • 200 gr Harina de trigo de todo uso
  • 50 ml  de aceite de oliva
  • 60 ml de agua fría
  • 1 huevo
  • Una pizca de sal

Para el relleno:

  • Brócoli
  • Pimientos
  • Cebolla
  • Champiñones
  • Calabacín
  • Aceite de oliva
  • Gambas peladas (congeladas)
  • Salsa de soja
  • Sal 
  • Pimienta
  • Pan rallado.

Preparación:

En una sartén con un chorrito de aceite sofreímos las sobras de verduras, o lo que tengamos por la nevera.
Lavamos bien la gambitas congeladas, y escurrimos, se las añadimos, salpimentamos.
Añadimos la salsa de soja a gusto, y removemos.
Sacamos, estará al dente, pero se terminará de hacer en el horno.
Reservamos mientras enfría.

Hacemos la masa.
Es tan fácil como mezclar todos los ingredientes en un procesador de alimentos hasta que esté todo bien integrado y hecho una bola.

También se puede hacer a mano, batiendo el huevo y mezclando con los demás ingredientes hasta que quede una masa lisa y homogénea.
Enharinamos y tapamos con film transparente. Metemos en la nevera 30 minutos.

Una vez pasados esos 30 minutos, colocamos la masa sobre papel de hornear, y la estiramos finita.
dejando un pequeño borde que luego doblaremos.

Espolvoreamos una cucharada de pan rallado encima de la masa, dejando libre dicho borde, esto es para que la masa no se humedezca con las verduras y quede crujiente.
Colocamos encima las verduras, a mi me gusta espolvorear con otra cucharada de pan rallado para que queden crujientes las verduras, pero esto ya es opcional.
Metemos en el horno precalentado a 200º unos 30 minutos mas o menos.
Sacamos y servimos enseguida.

Disfrutamos.