lunes, 15 de octubre de 2018

BOCADOS DE BERENJENA Y SOFRITO DE TOMATE CON ORÉGANO

Hace unos días os enseñaba el sofrito de tomate que hago todos los veranos desde hace unos años, no es lo mismo que sala de tomate, lleva mas cebolla, pimientos y no lo trituro al final de la cocción como la salsa de tomate.
Estas conservas me sirven para muchas recetas, pizzas, costilla al horno con sofrito de tomates, con unos huevos fritos...y también para estas berenjenas, que se hacen en un pis pas si ya tienes el sofrito hecho.
Que no te apetece hacer el sofrito, pues una salsa de tomate de buena calidad podrá valer, pero te aconsejo probar con el sofrito casero tan solo por una vez para que valores el sabor taaan rico y diferente a una salsa de tomate del supermercado.
Vamooos!!



Ingredientes:

  • Berenjenas
  • Sal
  • Pimienta recién  molida
  • Orégano
  • Sofrito de tomates (puedes ver como lo hago Aquí )
  • Aceite de oliva Virgen extra



Preparación

Lavamos bien las berenjenas con agua fría y las secamos.
Cortamos en rodajas no muy finas con un cuchillo afilado
Sazonamos de sal y dejamos 15 minutos reposar para quitar el de amargor de las berenjenas.
Colocamos las rodajas de berenjenas sobre papel de hornear en la bandeja de horno.
Sazonamos con pimienta recién molida.
Colocamos una cucharada de sofrito de tomates encima de cada rodaja
Espolvoreamos con orégano y metemos en el horno precalentado a 180º, unos 10 minutos.
Sacamos y servimos enseguida.
Disfrutamos.




martes, 9 de octubre de 2018

HUMMUS CLÁSICO CON TAHINI CASERO

Recuerdo la primera vez que probé el hummus, hace ya algunos años en casa de unos amigos, sinceramente, a mi no me gustó, pero ya sabéis, en alguna ocasión os tengo hablado del mal comer que tenía hace unos años, y entonces los garbanzos ni probarlos...ahora he cambiado muchísimo y esta es un  clásico ya en nuestra casa y en la de muchas personas hoy en día.
Hay muchas versiones diferentes, con cebolla caramelizada, con pimientos asados... he visto muchas por las redes, yo hoy os dejo la clásica por si alguien que nunca lo ha hecho quiere intentarlo y probarlo.
Al principio, lo hacía con el tahini comprado, un bote te dura mucho, aunque sinceramente es bastante caro, hace ya algún tiempo fui a una cata donde hacían el hummus con tahini casero y desde entonces siempre lo hago en casa.
 Resulta más económico y mucho mas rico a mi gusto.



Ingredientes:

Para el Tahini:

  • 100 gr de sésamo
  • 65 ml de aceite de oliva virgen extra
  • Una pizca de sal

Para el Hummus:

  • 500 gr de garbanzos cocidos
  • 2 ajos
  • Sal
  • Pimienta
  • 1 cucharada de pimentón
  • 120 ml de aceite de oliva virgen extra
  • un poquito de cilantro picado
  • Zumo de un limón
  • Una pizca de comino
  • 3 cucharadas de Tahini



Preparación:

Empezaremos por preparar el tahini.
El sésamo tiene que estar tostado, normalmente así viene, pero si lo compras sin tostar, lo que haremos es, tostarlo en una sartén a fuego bajo, removiendo continuamente para que no se queme.
Una vez tostadito, dejamos enfriar.
En un bote de batidora de brazo, colocamos el sésamo tostado y ya frío con el aceite y la pizca de sal.
Trituramos todo bien hasta que nos quede una pasta.
Reservamos en la nevera guardado en un bote o tupper bien cerrado.



Para el hummus, en el mismo vaso echaremos todos los ingredientes del hummus y trituramos todo bien hasta que nos quede una crema.
Si nos queda muy espeso añadiremos una o dos cucharadas de agua.
Es importante al menos para mi, lavar los garbanzos con agua fresca antes de triturarlos con los demás ingredientes.
Una vez hecho el hummus, guardamos en la nevera bien tapado hasta el momento de disfrutar.


Personalmente, me gusta mas el hummus después de unas horas hechas, así que normalmente, lo hago por la mañana y lo tengo listo para la cena.
Podremos disfrutarlo con unos triángulos de maíz, o un buen pan en rodajas y tostado.
En esta foto, lo tengo en una rodaja de pan casero con unas semillas de chia, que pronto pondré en el blog.
Elige tu acompañamiento preferido del hummus casero y a disfrutar.




sábado, 6 de octubre de 2018

ARROZ CON LECHE DE CABRA TRADICIONAL Y EN PANIFICADORA

Me he dado cuenta que esta receta os la debía desde hace meses, estaba en pendientes y ni cuenta me había dado.
Os había contado que nos habían dado leche de cabra y que hice un flan, que puedes ver Aquí y un arroz con leche que ahora os enseño.
Lo he hecho como siempre últimamente, en la panificadora, que estoy encantada, metes  ahí los ingredientes y te olvidas. Queda un arroz con leche para hacer la ola, pero también os dejo el modo tradicional, por si no tenéis la panificadora.
Te cuento:



Ingredientes:
  • 1 litro de leche de cabra fresca y previamente hervida
  • Corteza de lima o limón
  • Rama de canela
  • 150 gr de arroz redondo
  • 50 gr de mantequilla
  • 100 gr de azúcar
  • Canela en polvo a gusto
*Nota: Si quieres hacerle la costra, necesitas azúcar y un soplete de cocina.



Preparación:

Ponemos a hervir la leche con la  rama de canela y corteza de limón.
Una vez empiece a hervir, retiramos del fuego.
En la cubeta de la panificadora colocamos el arroz, y encima la leche, sin la rama de canela y la corteza de limón.
Seleccionamos el programa 11, para mermeladas, con duración de 1:20
Cuando falte 30 minutos para terminar el programa, añadimos el azúcar y la mantequilla en daditos pequeños.

Una vez finalizado, retiramos el arroz de la cubeta y lo colocamos en el bol a servir tapado con papel de aluminio, o film transparente para que no coja costra.
Una vez tibio guardamos en la nevera.
Espolvoreamos con un poquito de canela en polvo y servimos para disfrutar.
Para hacerle la costra de caramelo, solo hay que espolvorear con azúcar y con el soplete de cocina, quemarlo hasta que quede caramelo.



Modo tradicional:
Ponemos la leche en una olla/tartera, añadimos el arroz, la rama de canela y un poco de cáscara de limón, solo la parte amarilla.
Cocemos sobre 50 minutos a fuego bajo, removiendo muy continuamente para que no se pegue.
Añadimos el azúcar y dejamos cocer otros 10 minutos, también puede sustituir el azúcar por leche condensada, (esto, ya es un vicio)
Retiramos del fuego, sacamos la rama de canela y la corteza de limón. 
Dejamos enfriar,tapamos con papel transparente o de aluminio para que no coja costra.
Echamos en cuencos individuales, o en un bol grande, espolvoreamos con canela en polvo y dejamos en la nevera unas horas.
Disfrutamos!!





martes, 2 de octubre de 2018

ESPECIAL TOMATES CHERRY (VARIAS RECETAS)

En esta entrada os voy a dejar tres recetas muy sencillas, pero muy vistosas con tomates cherry.
Este verano en la huerta hemos tenido muchísimos, la mayoría los he asado y envasado como os contaré en esta entrada.
También he congelado así tal cual, he hecho ensaladas, brochetas, y hasta he caramelizado algunos.
Te cuento con detalle:

BROCHETA DE CHERRY, ALBAHACA Y QUESO FETA (Sin gluten)



Ingredientes:

  • Tomates cherry
  • Albahaca
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Queso Feta  en tacos
  • Orégano (opcional)
  • Mini brochetas

Preparación:
No hace falta explicar como se hace, solo con verlas, se sabe.
El orégano, es opcional como ya dije.
Y un buen aceite de oliva virgen extra, es obligatorio.



TOMATES CHERRY CARAMELIZADOS CON SÉSAMO NEGRO (Sin gluten, sin lactosa, vegano)



Ingredientes:

  • Tomates cherry
  • Azúcar
  • Sésamo negro
  • Mini brochetas



Preparación:

Lavamos bien los cherrys y los secamos con papel de cocina.
En una sartén antihaderente echamos azúcar como para hacer caramelo.
Una vez hecho el caramelo, insertamos la brocheta en un tomate, y mojamos en el caramelo.
Una vez cubierto el tomate, mojamos un poco en el sésamo  negro.

Colocamos en una fuente para servir, y así hasta terminar con todos los cherrys que queramos.
El caramelo, es complicado trabajarlo, porque se enfría muy pronto, y tienes que hacerlo con rapidez, calentar de nuevo el caramelo y así hasta terminar, pero el resultado vale mucho la pena.



TOMATES CHERRY  ASADOS Y ENVASADOS EN ACEITE DE OLIVA (sin lactosa, sin gluten, vegano)



Ingredientes:
  • Tomates cherry
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Orégano
  • Sal
  • Pimienta


Preparación:
Lavamos bien los cherrys y los dejamos en un escurridor.
Encendemos el horno a 160º.
Preparamos la bandeja del horno con papel de hornear.
Colocamos los cherry encima y salpimentamos.
Regamos con aceite de oliva.
Metemos en el horno hasta tenerlos asados, mas o menos unos 10 minutos, dependiendo de cada horno.
Sacamos y metemos en botes esterilizados, rellenamos con aceite de oliva y tapamos bien con la tapa.
Metemos en una olla con agua caliente al fuego.
Dejamos hervir unos 10/15 minutos, y apagamos el fuego.
Dejamos así los botes hasta que enfríe el agua, para no hacer cambios bruscos y que puedan romperse algún bote.
También, puedes congelarlos, pero tendremos la precaución de no llenar los botes hasta arriba, sino que dejaremos un espacio, para que al congelar no tengamos problemas de que nos rompa algún bote.
Podemos acompañarlos en pizzas, como aperitivo con unas tostadas de un buen pan, queso de untar y tomates, como acompañamiento de cualquier carne o pescado...
Elige tu receta favorita de cherry, y a disfrutar.




viernes, 28 de septiembre de 2018

SOFRITO DE TOMATES (NO SALSA DE TOMATE)

Esta receta la pongo en el blog, porque el otro día hablando con unas amigas le comentaba que aparte de la SALSA DE TOMATE que normalmente hago, también hago unos botes de sofrito con pequeñas diferencias a la salsa de tomate, y me comentaban, ..."pues también deberías de tenerlo en el blog, porque resulta interesante...
Como yo soy muy "guiadiña" (obediente) como se dice en Galicia, pues aquí os la dejo.

La diferencia entre la salsa de tomate y este sofrito es que, también le añado pimientos, y mas cebollas, lo sofrío igual pero, al final de la cocción, no lo trituro, y este sofrito, es ideal para un pescado al horno, por ejemplo, unas albóndigas, para acompañar con unos huevos fritos...eso ya depende de cada uno.

En las etiquetas de los botes para diferenciarlos de los botes de salsa de tomate, pongo salsa de tomate (s.t) (Sin triturar) lo digo porque, me preguntaréis que significa y es que cuando preparé esos botes no contaba con publicarlos.
Te cuento como lo hago, aunque las cantidades, a vosotros os resulte muy grande, podréis hacer la mitad o incluso la cuarta parte según necesitéis, yo en mi caso como tengo tomates en la huerta suficientes, hago y envaso al vacío y otros botes los congelo, así durante mucha parte del año, no me preocupo de hacer sofritos.
Vamos a ello!!


Ingredientes:
  • Por cada kilo de tomates hecho:
  • 2 cebollas grandes
  • 1 pimiento verde
  • 1 pimiento rojo
  • 2 cucharadas de azúcar o panela
  • Orégano a gusto (a mi personalmente me gusta con mucho)
  • 2 ajos
  • Sal a gusto

Preparación:
Lavamos muy bien los tomates y dejamos escurrir.
Yo lo que hago es, picarlos en trozos, y triturarlo en la picadora, lo pongo en un escurridor para quitar el exceso de agua.
Si no tienes picadora, trocéalos muy menuditos y ponlos en el escurridor igualmente.
Mientras, pelamos las cebollas y  los ajos, lavamos junto con los pimientos y los picamos menuditos.

De ahí, lo ponemos en una tartera con un buen chorrito de aceite de oliva.
Añadimos los tomates y ponemos al fuego.
Sazonamos de sal, azúcar y orégano a gusto.
Una vez empiece a hervir, bajamos el fuego y dejamos hacer removiendo de vez en cuando, nos llevará sobre una hora  para que quede bien pochadito.
Esta vez no trituramos como haríamos con la salsa de tomate, sino que dejamos enfriar para luego envasar al vacío o congelar.


Para envasar al vacío metemos en botes bien esterilizados (lavados en lavavajillas con agua muy caliente, o incluso hervirlos unos minutos) luego los llenamos muy bien llenitos para que no cojan aire, cerramos la tapa, y metemos el bote a hervir en una olla unos 15 minutos, pasado este tiempo, apagamos el fuego y dejamos enfriar SIN SACAR LOS BOTES!! porque podrían romperse.
Una vez fría el agua, sacamos los botes, marcamos con nombre y listos para consumir cuando guste.
También puedes congelar los botes, pero tienes que dejar un espacio de llenado para que al congelar no te rompa el bote. Cuando lo saques lo dejas descongelar en la nevera y lo puedes utilizar a gusto.
Esto es lo que mas suelo hacer.
Espero haberos ayudado y a disfrutar!!