viernes, 13 de septiembre de 2019

TARTA DE QUESO Y MORAS

Ya es época de nuestras queridas moras, y pocas cosas son tan divertidas  que ir a por moras con las peques y el abuelo, todo se vuelve una competición a ver quien coge mas y las mejores, y estamos deseando llegar a casa, lavarlas y comérnoslas.
A veces cogemos tantas que las pongo en la bandeja del horno, estiradas, sobre papel de congelar, lavadas y escurridas y las meto en el congelador. Una vez congeladas, las meto en una bolsa de congelar y listo. Lo mismo hago con las frambuesas, fresas...y así durante el invierno puedo hacer unos bizcochos, tartas o unas magdalenas riquísimas!!
Esta es la tarta de queso que ya es un clásico en el blog, en vez de mermelada o chocolate en la cobertura, como en las anteriores tartas de queso publicadas, lleva la propia fruta con su zumo con una hojas de gelatina.



Ingredientes para un molde de 25cm

Para la base:
  • Galletas a elegir, María, de canela, tipo Chiquilín...
  • Mantequilla, preferiblemente mantequilla y no margarina, queda la base mas dura y crujiente.
  • Avellanas, almendras, o nueces muy picadas  (a gusto)
Relleno:
  • Nata para montar (500 gr)
  • Azúcar a gusto
  • 300 gr de queso crema
  • 50 ml de leche
  • 8 hojas de gelatina
Cobertura:
  • 300 gr de moras (frescas o congeladas, y pueden ser frambuesas, frutos rojos...)
  • 80 gr de azúcar
  • 2 hojas de gelatina neutra
Preparación:

Lo primero el molde,  es casi obligatorio que sea desmontable, para que sea fácil de desmoldar y nos quede una tarta bonita. El tamaño a vuestro gusto, teniendo en cuenta que cuanto más pequeña, mas alta queda la tarta, por lo tanto más bonita.

Empezamos triturando las galletas con las avellanas( un puñado) en un procesador de alimentos, hasta que estén hechas harina.
Derretimos la mantequilla en el micro a pequeños toques, se las añadimos a las galletas poco a poco, viendo como nos queda, una vez veamos que hace una masilla, añadimos al molde y con una cuchara alisamos y hacemos una base compacta.
Metemos en la nevera.

Siguiente paso hidratar la gelatina.
Las hojas de gelatina no tienen ninguna dificultad, mucha gente le da mucho miedo y para nada, no hay cosa mas fácil.
Ponemos las hojas en un bol con agua fría, para que se hidraten.
Mientras, montamos la nata con unas batidora de varillas, con azúcar a gusto.
Una vez la nata montada, añadimos el queso crema, batimos y mezclamos con la batidora muy baja velocidad, para que la nata no se baje.
Calentamos la leche en el micro bien caliente, cogemos las hojas de gelatina que ya estarán muy blanditas,  y las escurrimos.
Las echamos a la leche caliente, y desaparecen totalmente, removemos bien, y una vez tibia esta mezcla, se la añadimos a la nata montada con el queso, muy poco a poco para que no se baje.
Ya tenemos nuestro relleno listo, así que ahora lo echamos sobre nuestra base de galletas.
Metemos en la nevera, al menos cuatro horas, no pasa nada si son mas, por ejemplo toda la noche, pero nunca menos.

Para la cobertura, ponemos las hojas de gelatina a hidratar en agua  fría.
Ponemos las moras  con el azúcar en un cazo a fuego lento, removemos bien, y cuando empiece a tener su zumito, unos 5 minutos, retiramos, y le añadimos las hojas de gelatina. Removemos.
Dejamos templar, y luego echamos sobre nuestra tarta de queso.
De nuevo metemos en la nevera, como mínimo un par de horas.
Disfrutamos.






lunes, 9 de septiembre de 2019

PASTELITOS DE NATA, MERMELADA Y COCO (EN 5 MINUTOS)

Esta es una idea de postre para uno de esos días que no tienes ganas de cocinar, o simplemente estás con prisas y no puedes pararte mucho tiempo a hacer un postre.
Estos pastelitos son muy sencillos y rápidos de hacer, y no pongo cantidades, porque es todo según comensales sea a comer.



Ingredientes:


Preparación:

Montamos la nata muy fría con azúcar a gusto con la ayuda de una batidora de varillas.
Una vez bien montada le añadimos unas cucharadas de mermelada a gusto, de naranja, fresas...en esta ocasión le he puesto de frambuesas y moras que tenia casera, poco a poco, aconsejo añadir un par de cucharadas, probar de sabor, y  dejarla cuando esté a nuestro gusto.
Meter la nata con la mermelada en una manga pastelera con la boquilla escogida.

Templamos un poco de leche con azúcar en el micro.
Por otro lado, en un bol echamos el coco rallado.

Mojamos brevemente la mitad los bizcochos en la leche, y colocamos en una bandeja.
Rellenamos cada bizcocho con la nata y mermelada.
Mojamos en la leche la otra mitad de bizcochos y ponemos encima.
Cogemos cada uno de los pastelitos y los rebozamos en coco.
Metemos en la nevera.
Servimos y disfrutamos muy fríos.




miércoles, 14 de agosto de 2019

BIZCOCHO DE AVENA Y MIRABELES

Hoy os traigo una receta hecha con mirabeles
En esta ocasión, os traigo un bizcocho con avena y mirabeles que le aporta jugosidad.
Los mirabeles son pequeñas ciruelitas típicas en Galicia, que si no tenéis, podréis sustituirlo por unos
Ciruelas, o incluso una manzana .



Ingredientes:

  • 3 huevos
  • 180 gr de panela
  • 50 ml de aceite de oliva virgen extra + un poco para pincelar el molde
  • 1 yogur  natural
  • 10 mirabeles
  • 1 cucharadita de canela en polvo
  • 150 gr de Harina de avena
  • 50 gr de harina de maíz Maicena
  • 2 cucharaditas de levadura en polvo
  • 2 cucharadas de copos de avena


Preparación:

Batimos los huevos con la panela hasta que queden cremosos.
Añadimos yogur y aceite. Batimos.
Tamizamos las harinas, junto la canela y la levadura.
Añadimos mientras batimos.
Lavamos bien los mirabeles, secamos con un paño y se lo echamos a la masa junto a una cucharada de copos de avena.
Pincelamos nuestro molde con aceite y echamos la masa.
Espolvoreamos la otra cucharada de avena en copos por encima.
Metemos en el horno precalentado unos 40/45 minutos o hasta que al pinchar con un palillo éste salga limpio.
Sacamos, dejamos enfriar sobre una rejilla y a disfrutar.


martes, 6 de agosto de 2019

TRENZA DE HOJALDRE CON MIRABELES Y CHOCOLATE BLANCO

La semana pasada os enseñaba la recogida de este año de mirabeles, no hay queja, a pesar del mal tiempo que tuvimos en primavera, hemos llenado una tina.
La mayoría los he hecho en almíbar con vino albariño, y bueno, este año también he probado con vino tinto.
Aparte de eso he hecho un bizcocho que pronto os enseñaré y esta trenza de hojaldre que os cuento con detalle a continuación.



Ingredientes:

  • 1 lámina de hojaldre fresca (Mercadona, "con mantequilla")
  • 1 tableta de chocolate blanco (150gr)
  • Mirabeles en almíbar puedes ver como los hago aquí: http://alyscakes.blogspot.com/search? q=mirabeles  **
  • Huevo para pincelar
  • Azúcar para espolvorear
**Nota: Si no tienes mirabeles, pero si ciruelas, peras, nectarinas... Nos vale también, y último caso hasta unos melocotones de bote nos puede apañar el asunto!!




Preparación:

Desenrollamos la lámina de hojaldre y la colocamos en el papel de hornear en el que viene todo ello colocado en la bandeja del horno.
Derretimos el chocolate blanco a pequeños toques en el micro.
Cubrimos la lámina de hojaldre con el chocolate blanco.
Encima le colocamos los mirabeles en almíbar sin pepita (sin hueso)
Enrollamos y hacemos un rollo.
Lo partimos a la mitad a lo largo, y entrelazamos las dos partes entre si.
Pincelamos con huevo batido, espolvoreamos con azúcar y metemos en el horno precalentado a 180º hasta que esté dorado a gusto.
Sacamos, dejamos enfriar y a disfrutar.






viernes, 2 de agosto de 2019

GALLETAS DE AVENA, PLÁTANO Y CANELA

Estas son las galletas más fáciles que he hecho hasta ahora.
Sin huevo, sin mantequilla, sin azúcares, unas galletas sanas y muy ricas.
Si tienes plátanos, avena en copos, pepitas de chocolate, y canela ya tienes todo lo necesario.




Ingredientes:

  • 3 plátanos muy maduros
  • Avena en copos
  • Chocolate en pepitas a gusto
  • Canela a gusto



Preparación:

Es tan fácil como batir los plátanos hasta que estén hechos crema, mismo con un tenedor, añadimos canela a gusto, y avena en copos, cantidad necesaria poco a poco, hasta que quede una masa compacta.
Por último las pepitas de chocolate a gusto.
Con las manos hacemos bolitas, las colocamos sobre papel de hornear y las aplastamos un poco con la mano.
Metemos en el horno precalentado a 170º unos 20 minutos.
Sacamos, dejamos enfriar en una rejilla y guardamos en un bote.
Disfrutamos.