martes, 16 de julio de 2019

TARTA DE QUESO FRÍA CLÁSICA

Me he dado cuenta que la clásica tarta de queso fría no la tenía en el blog, y no será porque no a haga.
Este pasado sábado hemos hecho una fiesta sorpresa para Meli, una amiga que está esperando a su preciosa bebé.
Fui la encargada de preparar las tartas, y por petición popular ha sido la tarta de queso fría.
Hice dos, una con mermelada de mango y la otra con mermelada de fresas, así tendríamos para gustos y para probar dos distintas versiones.
Las fotos las he sacado en la propia fiesta, con el móvil, así que no son nada buenas, pero queda en pendientes por cambiar, pero la receta mientras tanto ya os queda metida en el blog, para que vayáis ensayando y luego me mandéis fotitos de vuestras tartas de queso!!



Ingredientes:

Base:
  • Galletas a elegir, María, de canela, tipo Chiquilín...
  • Mantequilla, preferiblemente mantequilla y no margarina, queda la base mas dura y crujiente.
Relleno:
  • Nata para montar (500 gr)
  • Azúcar a gusto
  • 300 gr de queso crema
  • 50 ml de leche
  • 8 hojas de gelatina
Cobertura:

Preparación:

Lo primero el molde,  es casi obligatorio que sea desmontable, para que sea fácil de desmoldar y nos quede una tarta bonita.
El tamaño a vuestro gusto, os aconsejo uno de 20 cm, 22 como mucho, porque las tartas quedan altitas y mucho mas bonitas, yo con estas cantidades relleno dos moldes de 18 cm, los vende en Lidl y están genial!!
Empezamos triturando las galletas en un procesador de alimentos, hasta que estén hechas harina.
Derretimos la mantequilla en el micro a pequeños toques, se las añadimos a las galletas poco a poco, viendo como nos queda, una vez veamos que hace una masilla, añadimos al molde y con una cuchara alisamos y hacemos una base compacta.
Metemos en la nevera.

Siguiente paso hidratar la gelatina.
Las hojas de gelatina no tienen ninguna dificultad, mucha gente le da mucho miedo y para nada, no hay cosa mas fácil.
Ponemos las hojas en un bol con agua fría, para que se hidraten.
Mientras, montamos la nata con unas batidora de varillas, con azúcar a gusto.
Una vez la nata montada, añadimos el queso crema, batimos y mezclamos con la batidora muy baja velocidad, para que la nata no se baje.
Calentamos la leche en el micro bien caliente, cogemos las hojas de gelatina que ya estarán muy blanditas, (parecen mocos) y las escurrimos.
Las echamos a la leche caliente, y desaparecen totalmente, removemos bien, y una vez tibia esta mezcla, se la añadimos a la nata montada con el queso, muy poco a poco para que no se baje.
Ya tenemos nuestro relleno listo, así que ahora lo echamos sobre nuestra base de galletas.
Metemos en la nevera, al menos cuatro horas, no pasa nada si son mas, por ejemplo toda la noche, pero nunca menos.
Para preparar la cobertura, si hacemos la mermelada casera, seguís el paso a paso en el enlace que os he dejado, el sabor el que mas os guste, la fruta que tengáis por casa de temporada.
Esta vez he utilizado mermelada de mango y de fresas como os he dicho.
De nuevo hidratamos las hojas de gelatina en agua fría.
Calentamos la mermelada en el micro, escurrimos las hojas de gelatina y las mezclamos a la mermelada caliente.
Removemos bien y una vez templada, le ponemos la cobertura a nuestra tarta.
Metemos en la nevera un par de horas mas.
Para desmoldar,  abrimos nuestro molde un poquito, le pasamos un cuchillo alrededor, y sacamos el aro, pasamos el cuchillo grande por la base para despegarla, y con el mismo cuchillo la pasamos a la fuente a servir.

Se puede decorar a gusto, unas hojas de menta, una fruta a juego...
Disfrutamos!!







martes, 2 de julio de 2019

GALETTE DE VERDURAS Y GAMBAS CON SALSA DE SOJA

Esta es una receta ideal de aprovechamiento.
A esta galette, puedes hacer el relleno que mas te guste, o simplemente hacerla con las verduras que tengas por la nevera, o lo que te sobre de la comida anterior.
Que te sobra un poco de brócoli del mediodía, o un calabacín que lleva tanto tiempo en la nevera que ya lo consideras de la familia...
Esta galette, es pensando en eso, hacer una masa rapidísima, tanto, que solo es mezclar, y rellenar con sobras, y así aprovecharlo todo y no tirar con nada.
¿Te apuntas?



Ingredientes:

Para la masa:

  • 200 gr Harina de trigo de todo uso
  • 50 ml  de aceite de oliva
  • 60 ml de agua fría
  • 1 huevo
  • Una pizca de sal

Para el relleno:

  • Brócoli
  • Pimientos
  • Cebolla
  • Champiñones
  • Calabacín
  • Aceite de oliva
  • Gambas peladas (congeladas)
  • Salsa de soja
  • Sal 
  • Pimienta
  • Pan rallado.

Preparación:

En una sartén con un chorrito de aceite sofreímos las sobras de verduras, o lo que tengamos por la nevera.
Lavamos bien la gambitas congeladas, y escurrimos, se las añadimos, salpimentamos.
Añadimos la salsa de soja a gusto, y removemos.
Sacamos, estará al dente, pero se terminará de hacer en el horno.
Reservamos mientras enfría.

Hacemos la masa.
Es tan fácil como mezclar todos los ingredientes en un procesador de alimentos hasta que esté todo bien integrado y hecho una bola.

También se puede hacer a mano, batiendo el huevo y mezclando con los demás ingredientes hasta que quede una masa lisa y homogénea.
Enharinamos y tapamos con film transparente. Metemos en la nevera 30 minutos.

Una vez pasados esos 30 minutos, colocamos la masa sobre papel de hornear, y la estiramos finita.
dejando un pequeño borde que luego doblaremos.

Espolvoreamos una cucharada de pan rallado encima de la masa, dejando libre dicho borde, esto es para que la masa no se humedezca con las verduras y quede crujiente.
Colocamos encima las verduras, a mi me gusta espolvorear con otra cucharada de pan rallado para que queden crujientes las verduras, pero esto ya es opcional.
Metemos en el horno precalentado a 200º unos 30 minutos mas o menos.
Sacamos y servimos enseguida.

Disfrutamos.




sábado, 22 de junio de 2019

TARTA DE GALLETAS OREOS Y MOUSSE DE FRESAS

Empezamos la temporada de tartas fresquitas, aunque el tiempo no acompañe mucho por aquí.
Esta entrada la tengo en pendientes desde hace meses, si os soy sincera desde diciembre del año pasado, ya que por el cumpleaños de Zalo allá por el 20 de diciembre, le hice dos tartas mini para que las llevase a la oficina.
Una de ellas ésta, base de galletas oreo strawberry, una mousse de queso y fresas de relleno y decorado a gusto.
La otra os lo contaré en breve, quizá el próximo finde, y ya os adelanto que es la hermana gemela divertida de esta otra tarta jajajajaa



Para un molde de 18 cm

Ingredientes:

Para la base:

  • 1 paquete de galletas oreos strawberry 154 gr *
  • 1 cucharada de mantequilla

Para el relleno:

  • 300 ml de nata para montar
  • 300 gr de queso crema
  • Azúcar a gusto
  • 5 hojas de gelatina
  • 100 gr de mermelada de fresas**


Para decorar:

  • Nata para montar
  • Galletas oreos
  • Mermelada de fresas

Nota: 
*Las galletas oreo strawberry  no se consiguen en todos los sitios, así que si te resulta difícil conseguirlas, las sustituimos por un paquete de oreos normales.
** La mermelada la hago casera, si quieres ver como la hago pincha aquí: http://alyscakes.blogspot.com/2016/08/mermeladas-caseras-con-frutas-de-verano.html



Preparación:
En un bol ponemos a hidratar las hojas de gelatina con gua fría.
Del paquete de galletas separamos dos para la decoración, opcional.
El resto de galletas las trituramos con crema y todo, una vez hechas papilla, las mezclamos con la mantequilla derretida y con esa masa forramos nuestro molde desmontable.
Metemos en la nevera.
Montamos la nata con azúcar a gusto, teniendo en cuenta que luego añadiremos la mermelada de fresas y le dará mas dulzor.
Una vez montada la nata, añadimos el queso crema batido, y mezclamos.



Calentamos la mermelada en el micro, escurrimos las hojas de gelatina bien con las manos y las añadimos a la mermelada caliente.
Removemos hasta que se deshagan por completo.
Le añadimos la mezcla de gelatina y fresas a la nata y queso. Mezclamos bien.
Echamos la mezcla encima de la base de oreos que habíamos hecho.
Dejamos en la nevera, yo lo dejé toda una noche.
Por la mañana, decoramos a gusto, yo monté un poco de nata sobrante, las galletas oreo y un  poco de mermelada, pero como siempre, la decoración libre y a gusto de cada uno.
Disfrutamos.



martes, 18 de junio de 2019

GALLETAS DE CEBADA Y CACAO (SALUDABLES)

Los que me conocéis sabéis mi afición por probar distintas harinas, nuevos sabores, nuevas texturas, tanto en pan y diferentes masas, como también en galletas.
Esta vez he probado la harina de cebada en galletas, una harina que tiene vitaminas del grupo B, ácido fólico, es una buena fuente de potasio, magnesio y fósforo entre otros.
De sabor muy buena, es la segunda vez que la tomo, la primera fue en una galette  de pimientos asados, con queso y nueces que estaba buenísima y que también os recomiendo,  (puedes verla aquí: http://alyscakes.blogspot.com/2019/02/galette-con-harina-de-cebada-pimientos.html)
Éstas, son unas galletas saludables, sin mantequilla, puesto que llevan aceite de oliva, no llevan azúcares añadidos, sino que en mi caso pasta de dátiles aunque podrás endulzarlas con panela, o azúcar de coco si lo prefieres.



Ingredientes:

  • 1 huevo
  • 175 gr de harina de cebada integral
  • 25 gr de cacao puro en polvo sin azúcar
  • 50 m de aceite de oliva virgen extra
  • Una pizca de sal
  • 1 cucharadita de bicarbonato
  • 50 gr de pasta de dátiles/panela/azúcar de coco*
*Nota: Prueba la masa para saber si necesita mas dulce, según tus gustos puedes variar en más o menos cantidad.


Para decorar:

  • Chocolate negro fondant (cantidad a gusto)






Preparación:

Si quieres hacer la pasta de dátiles, necesitas unos 10 dátiles y agua la cantidad necesaria según quieras la pasta, mas densa o mas líquida.
En una batidora, trituramos los dátiles con dos cucharadas de agua, y vamos añadiendo más poco a poco según nos guste.  Listo.
Mezclamos todos los ingredientes en un procesador de alimentos hasta que nos quede hecho una bola.
También se puede hacer a mano, batiendo primero el huevo y añadiendo todos los ingredientes poco a poco y amasando.
Envolvemos en film transparente y metemos en la nevera 30 minutos.
Una vez pasado este tempo, sacamos, estiramos la masa con a ayuda de un rodillo y con un cortapastas a gusto hacemos formas a las galletas.
Las colocamos sobre papel de hornear en la bandeja del horno.
Metemos en el horno precalentado unos 8/10 minutos, dependiendo del tamaño de las galletas, a mí me gusta hacerlas pequeñitas, pero eso a gusto de cada uno.
Sacamos, dejamos enfriar sobre una rejilla.
Si las quieres decorar, partimos el chocolate en trozos en un bol, metemos en el micro.
Iremos a pequeños toques, parando y removiendo de cuando en cuando para que no se nos queme.
Metemos en un manga pastelera y decoramos a gusto las galletas.
Dejamos enfriar y a disfrutar!!
Para conservarlas, lo de siempre, dentro de una caja  para galletas bien tapada, te aguantan días.



sábado, 15 de junio de 2019

TARTA DE QUESO Y CHOCOLATE SALUDABLE

Hoy os propongo una tarta de chocolate y queso saludable.
No lleva azúcares añadidos, la base es la masa quebrada que hace tiempo os traigo enseñando, que sustituyo la mantequilla por nuestro aceite de oliva, y tanto en la base como en el relleno he sustituido el azúcar por miel.
La cremosidad del relleno se lo aporta la compota de manzana y el queso.
Para decorar cacao puro espolvoreado.
Y sin más la receta:



Ingredientes:

Para la masa:

  • 200 gr de harina de trigo
  • 1 huevo
  • 60 ml de agua
  • 50 ml de aceite de oliva virgen extra + un poco para el molde
  • Una pizca de sal
  • 50 gr de miel

Para el relleno:

  • 100 gr de compota de manzana (mas abajo te cuento como la hice)
  • 100 gr de queso de untar ( queso crema) light
  • 200 gr de chocolate negro (fondant)
  • 4 huevos
  • 100 gr de miel
  • 50 gr de Maicena (Harina de maíz)


Para el acabado:

  • Cacao puro en polvo (sin azúcar)



Preparación:

Así hice la compota:
Pelamos tres manzanas grandes golden (o similar,importante que sean dulces), las descorazonamos, las partimos en pequeños trozos y las ponemos en un cazo con dos cucharadas de agua y una rama de canela (opcional).
Dejamos cocer a fuego lento hasta que esté hecho compota, removiendo de vez en cuando.
Apagamos el fuego y dejamos enfriar, retiramos la rama de canela.
Pesamos la cantidad necesaria para la tarta y lo sobrante nos lo tomamos tal que así,  acompañado con unas nueces, o con yogur...mientras se hornea la tarta... jijijiji

Para hacer la masa meteremos todos los ingredientes en un procesador de alimentos hasta que esté bien mezclado y hecho una bola.
Sacamos, envolvemos en film transparente y metemos en la nevera unos 30 minutos.
Pasado este tiempo, estiramos la masa, pincelamos nuestro molde (preferiblemente desmontable) con aceite, colocamos la masa y cortamos los sobrantes. Reservamos.

Por otra parte partimos el chocolate en trozos, lo metemos en un bol y derretimos en el micro a pequeños toques parando cada poco para remover y evitar que se queme.
(También se puede derretir a baño maría si lo prefieres)
Mezclamos con la compota (ya fría) y removemos.
Metemos todos  los ingredientes del relleno en el procesador de alimentos, batimos hasta que nos quede una mezcla homogénea y colocamos encima de la masa quebrada.
Metemos en el horno precalentado a 180º unos 25/30 minutos.
Sacamos, y dejamos enfriar.
Espolvoreamos con cacao por encima con la ayuda de un colador.
Podremos ver que la tarta al salir del horno aún no está muy cuajada y está blanda, pero al enfriar cogerá mas consistencia aunque por dentro estará súper cremosa.
A disfrutar!!