jueves, 27 de diciembre de 2012

CAÑITAS FRITAS RELLENAS DE TURRÓN DE CHOCOLATE BLANCO SUCHARD



Siempre quise hacer estas cañitas, me han encantado, así que sin duda repetiré con otro relleno para probar de distintas maneras.

 
Son fáciles de hacer, solo necesitamos los moldes en forma de cilindro con las que también hice las cañitas de halloween,  pero eran con hojaldre, esta vez es una masa crujiente y son fritas.

Dejo foto para que las veáis, esta vez se me olvidó, como siempre, sacar fotos en la elaboración.

 Para el relleno que vamos a hacer antes.


Ingredientes:

  • 200 gr de turrón blanco Suchard
  • 200 ml de nata

Preparación:

Ponemos un cazo al fuego con la nata y el turrón a trocitos pequeños.
Dejamos que se deshaga sin dejar de revolver.
Una vez deshecho sacamos del fuego y dejamos enfriar, luego metemos en la nevera.

Para las cañitas:

Ingredientes:

  • 2 huevos
  • 350 gr de harina
  • 75 gr de azúcar
  • 150 gr de mantequilla a temperatura ambiente
  • 1 cucharadita de vainilla
  • Sal
  • Aceite de oliva
  • Azúcar glas



Preparación:
En un cuenco formamos un volcán con la harina, ponemos los huevos en el centro y la mantequilla ablandada previamente, una pizca de sal, el azúcar normal, la vainilla y un chorrito de agua,  la necesaria para obtener una masa homogénea.
Trabajamos bien la masa con las manos, hasta que tengamos una masa consistente.

Dejamos reposar la masa tapada con un paño entre dos y tres horas.
(Si, esto es lo malo de esta receta, la espera)


Pasado este tiempo, estiramos la masa con la ayuda de un rodillo en una superficie ligeramente enharinada.
Se cortan tiras del tamaño de los moldes metálicos, y se envuelven estos con la masa sellando bien los cortes con un poquito de agua para que las cañitas no se abran.
Así una a una y luego freímos en abundante aceite de oliva caliente.
Se retiran del molde, y se dejan sobre papel de cocina para que absorba el exceso de aceite.
Dejamos enfriar.
Mientras cogemos el turrón blanco que teníamos en la nevera, y con una batidora de varillas montamos nuestro ganaché, teniendo cuidado de no montarlo demasiado para que no se corte.
Una vez las cañitas frías y el ganaché  hecho, solo queda rellenarlas con una manga pastelera.
Espolvoreamos con azúcar glas, y a disfrutar de este delicioso postre.



 Es una masa crujiente, y el relleno suave y delicioso!!





3 comentarios:

  1. Qué guay me ha encantado!!! En Sicilia se llama "Cannolo" y lo rellenan de una crema hecha con "ricotta" muy fresca, que es casi igual que nuestro requesón, canela, azúcar y naranja. Es el postre estrella de la Italia del sur y está buenísimo, así que si alguna vez te animas a cambiar el relleno ya sabes "Cannoli sicialiani" ajajaja

    Zulia

    ResponderEliminar
  2. Me encantan intentaré hacerlas gracias

    ResponderEliminar